En una velada marcada por la variedad de propuestas Le Rock Fest se superó con un contundente Line Up que tuvo propuestas internacionales de excelente nivel como Steve Strong (UK), Awful Traffic (México) y E A Terra Nunca Me Pareceu Tão Distante (Brazil), Wanderlust (Perú) pero indudablemente las presentaciones de A Place to Burry Strangers y Daughters se configuraban como los platos fuertes del festival, y no desentonaron en lo más mínimo.

A Place to Burry Strangers, que viene girando con su nuevo material “Pinned” desafió a los técnicos de sonido y llevando su noise rock a los más altos decibeles, e incluso se atrevió con una puesta en escena que incluyó la destrucción de instrumentos y una escapada del escenario, moviendo los amplificadores al centro del público para interpretar “Never Coming Back”.

Dauthers por su parte expuso gran parte de su aclamado disco “You Won’t Get What You Want” mientras Alexis Marshall se comportaba como un perfecto showman, llevando a los límites la resistencia a los golpes de su micrófono, abalanzándose contra el público, subiéndose a las torres del escenario y tratando de romper un silla (de plástico), lo que terminó siendo todo un espectáculo en sí mismo. Pese a algunos fallos de sonido evidentes, la presentación de la banda fue contundente y no dejó a nadie indiferente, ratificando la originalidad y potencia de su renovada propuesta.

El Festival contó con un total de 22 artistas, 3 escenarios, y una cantidad no menor de asistentes que convirtió a Matucana 100 en testigo de una velada potente y significativa, que viene a desmitificar el mantra que reza que las propuestas de rock alternativo modernas tienden a caer en nichos elitistas imposibles de intercomunicarse.

En resumidas cuentas, «Le Rock Festival» se configuró como un evento redondo que fue sacado adelante a pulso, y que ha extendido las barreras de lo posible para el género.

Copyright: Carlos Torrejón