Dice el dicho: “Hay músicos que logran desarrollar su talento y son buenos, hay otros que no sólo logran emanciparse, también promueven el desarrollo de otros, y esos son imprescindibles”. Rafael Martínez lleva varios años promoviendo la música independiente, sin dejar de lado sus proyectos como músico. En The Post Rocker conversamos con el fundador de Manjar Records, guitarrista del cuarteto progresivo Legrant y la mente detrás de Everum.

El 2017 fue un año de lanzamientos. Lanzaste “Bears” con Everum, y cerraste el año lanzando “Manuscrito”, con Legrant. ¿Nos puedes contar cómo fue culminar ambos procesos y cuales son las expectativas sobre lo que se viene a futuro?

El 2017 fue un año de muchísimo esfuerzo, cambios y también de mucha satisfacción. Primero, hacer el relanzamiento de “Bears” y agotar su edición en CD, la que además corresponde a la primera edición en físico del sello, fue una gran alegría y que contó con el apoyo de muchas personas que creyeron en este proyecto y asistieron a todos los eventos realizados en Santiago. Sin embargo, la satisfacción más grande fue haber lanzado el disco con Legrant, proyecto del que formo parte como guitarrista y compositor desde el año 2010 y que por fin, luego de 7 años tocando y creando juntos, pudimos materializar nuestro trabajo de forma totalmente independiente y con una calidad que consideramos competitiva a nivel mundial. Para el futuro, simplemente espero que esto no se detenga. Con Manjar Records ya tenemos agendado el primer semestre del 2018 con más maravillosos eventos. Actualmente me encuentro componiendo el segundo disco de Everum, el que espero lanzar a mediados de este año. De forma paralela, nos encontramos avanzando rápidamente en la composición de lo que será el segundo disco de Legrant, obras que estaremos presentando en vivo durante este año. Finalmente, me encuentro en vías de desarrollo de un tercer proyecto en formato banda, musicalmente más simple, pero muy interesante.

Tampoco hay que estigmatizar los formatos, cada uno de ellos provee un valor diferente a quien lo escucha, hasta el día de hoy compro CD’s, cassettes y vinilos, porque todos los escucho en lugares distintos y para mi son piezas de colección…

¿Podrías contarnos con qué perfil te sientes más cómodo: el músico solista, el guitarrista progresivo o el gestor de un sello independiente?

Si hablamos únicamente de comodidad, el perfil de músico solista me acomoda muchísimo,  considerando que tengo el hábito de tocar aunque sea 5 minutos todos los días desde que tengo 10 años, y por supuesto eso es algo que siempre lo he hecho solo. Con Everum se ha generado el espacio para expresar mi lado musical y creativo más íntimo y apasionado, sin tener que decir ni una sola palabra. Sin embargo, disfruto muy intensamente mi participación con Legrant, ya que son otro tipo de emociones las que se expresan y musicalmente ha sido muy desafiante, he aprendido mucho sobre teoría, composición y tener la oportunidad de compartir con músicos tan increíbles como lo son Carlo, Roberto y Seba durante tantos años, ha sido una experiencia inigualable.

El rol de gestor también me acomoda muchísimo, ya que implica constantemente estar en contacto con personas, ya sean artistas, dueños de locales, ilustradores o ingenieros de sonidos, y eso es algo que me fascina. Conocer a nuevos talentos, aprender de los demás y entender lo que los motiva, para mi es una pasión tan grande como lo es la música.

Existe una buena distancia entre la quietud y minimalismo de Everum con el virtuosismo instrumental de Legrant ¿Cómo convives con esa dicotomía? ¿Qué tan diferente es el proceso creativo?

Creo que esa distancia la percibe más el oyente que yo, porque es evidente a nivel sonoro y musical. Sin embargo, no es tan diferente un proyecto del otro. Si bien el resultado final de una composición de Everum es un tema ambiental, relajante y aparentemente minimalista, su construcción es caótica, llena de movimiento y cálculos perfectos de tiempo, ritmo y diversos instrumentos para que una atmósfera se empalme de forma perfecta con aquellas que se construirán encima de ella, después de todo, es ambient construído en tiempo real. De igual manera sucede con Legrant, ese “virtuosismo” y complejidad progresiva es el resultado de melodías, frecuencias y ritmos que eventualmente convergen hacia una misma composición, y que para que exista la debida cohesión entre todos estos agentes, debe pasar por un proceso de caos complejo, donde deben empalmarse diferentes partes, escalas de notas e instrumentos, para dar como resultado una canción estructurada, entendible y por sobre todo, escuchable.

Independiente del proyecto, en ambos casos el proceso es bastante similar, es llevar aquello que está sonando en mi cabeza a un instrumento, cualquiera sea. En el caso de Everum, lo que sale es lo que se graba. No así en el caso de Legrant, donde primero construyo una maqueta con la idea base, utilizando baterías sampleadas y dejando espacio para melodías y modificaciones, ya que Carlo (guitarrista) también es un excelente compositor y siempre aporta ideas increíbles a los temas que inicialmente compongo.

Martínez junto al cuarteto progresivo Legrant

En Manjar Records conviven exponentes de varios géneros, desde el stoner, el post-rock, el indie y el ambient, en vista de aquello ¿Crees que exista algún denominador común que compartan todas las bandas del sello?

Existe un común denominador que caracteriza a todos los artistas que pertenecen a la comunidad de Manjar Records: lo experimental. Todos los músicos del sello, en algún nivel, son individuos que han experimentado musicalmente en sus obras, ya sea a nivel de frecuencias, composiciones, fusiones de género e incluso modificando o hasta construyendo sus propios instrumentos. Tienes como ejemplo a Pablo Vostok y a Nico Rosenberg, ambos tremendos exponentes del sello y que cuando hablamos de música experimental, no queda otra opción más que apuntarlos a ellos. Diego (Vostok) logró construir una combinación perfecta entre música electrónica, dark ambient, glitch e industrial, teniendo como resultado los dos discos que hemos lanzado, “Vade Mecvm” el 2015 y “redroom.exe” el 2017, mientras que Nico incursionó en el mundo de la música aleatoria, siendo el primer exponente en Chile del género. Por otro lado tienes a todos los exponentes de música instrumental, como Droste, Cian, Howenh, Moontauk (México) y a (Perú), quienes también han experimentado con las frecuencias y la composición, obteniendo resultados más que satisfactorios. De esta misma manera, podría mencionar a cada banda del sello, las actuales y las que ya no están, indicando el factor experimental que las caracteriza y diferencia de otras bandas.

Recientemente Manjar Records adhirió a Cian y Volkan a propósito de eso ¿Qué opinas sobre la nueva escena de rock instrumental independiente?

Pienso que es una escena que aún se está definiendo. Géneros como el post rock o el math, que son de mis favoritos, lamentablemente envejecieron muy mal, lo que se traduce en muchas bandas y músicos que piensan que por usar un arco de violín en la guitarra están tocando post rock, o bien que por usar la serie de Fibonacci están tocando math, cuando primero: todo eso ya se hizo, y segundo: esos recursos no te convierten instantáneamente en una banda de post rock o math rock. Los grandes exponentes de géneros instrumentales son muy claros y el público, particularmente personas de Santiago, no está acostumbrado aún a que existan eventos a menor escala con bandas instrumentales, por lo mismo, tampoco lo están los locales en las que estos eventos podrían llevarse a cabo. Eso se traduce en público que no va a los eventos y en locales que rara vez te abren las puertas. Yo diría el que el año 2017 dio buenas directrices de hacia dónde va la música instrumental en la ciudad y cuáles son las bandas, público y locales que están participando de esta escena.

Creo que para este año que viene veremos más madurez por parte de todos los actores que componen el universo del rock instrumental en Chile; músicos que se tomen sus proyectos en serio y que entreguen un buen producto final, tanto grabado como en vivo, locales que otorguen espacio de calidad a estos músicos con oportunidades reales de retribución y buen trato, y finalmente, público comprometido, que escuche, difunda y asista a los eventos en vivo.

Martínez como Everum presentando Bears

Hoy muchos músicos independientes están prescindiendo del formato CD ¿Crées que sigue vigente la institución del formato físico? ¿Cuál es su importancia dentro de una estrategia de difusión independiente?

Imagina que eres pintor. Cuánta energía le vas a destinar a tratar de exponer tus obras en una galería de arte, versus a sacarle fotos a tus obras y subirlas a internet? Ambos medios son igualmente válidos y sí, el formato digital te otorga un alcance e instantaneidad que el formato físico no te entrega, sobre todo si eres músico independiente y cuentas con recursos muy limitados. Pero no necesariamente estás llegando a las personas que quieres llegar por medios digitales. Es la tangibilidad de una obra lo que atrae a las personas correctas, y cuando eres artista independiente, eso es fundamental. Si te fijas, para todo arte existe algo tangible, en el teatro están los actores y su escenografía, en el cine están desde las butacas hasta el ticket, incluso DVDs u otros formatos, en la escultura y pintura está la obra misma. Lo mismo pasa para la música. Las plataformas digitales son un excelente medio de comunicación, fácil de usar y con un alcance enorme, que permite que alguien al otro lado del mundo escuche lo que grabaste en tu pieza, pero no hay que perder la cultura de materializar las obras. Por otro lado, tampoco hay que estigmatizar los formatos, cada uno de ellos provee un valor diferente a quien lo escucha, hasta el día de hoy compro CD’s, cassettes y vinilos, porque todos los escucho en lugares distintos y para mi son piezas de colección, aparte de ser una forma de aportar al artista, el resto es moda. Planeo seguir realizando ediciones física en CD para los artistas del sello sin ningún temor, ya que el valor en este caso no está en el formato, si no en las obras.

¿Qué bandas y/o músicos han influenciado más conscientemente tu carrera como compositor y músico?

En el ámbito acústico, guitarristas como Peter Ciluzzi, Michael Hedges, Andy McKee, Don Alder y Antoine Dufour. Por otro lado, artistas neo folk como Ben Howard, Bon Iver, James Vincent McMorrow, Dallas Green y Grouper. En el mundo del rock, me han influenciado fuertemente bandas como The Fall Of Troy,The Sound Of Animals Fighting, Circa Survive, Chon, Plini, The Dear Hunter, Glassjaw, Coheed and Cambria, Mono, Godspeed You! Black Emperor, Caspian, Jakob, This Will Destroy You y Sigur Ros. Finalmente, y en la veta más experimental, artistas como Balam Acab, André Garceau, XXYYXX, James Blake,  A Full Cosmic Sound, Nine Inch Nails, Aphex Twin, Hammock, Lowercase Noises, Ólafur Arnalds, Bohren & der Club of Gore, Bowery Electric, Eluvium y A Silver Mt. Zion.

¿Dónde te gustaría ver Manjar Records en un futuro próximo?

Más que dónde, es cómo me gustaría verlo. Me gustaría ver una comunidad consolidada y reconocida por todos los músicos chilenos. Que sepan que en este sello están los músicos más innovadores y talentosos. Que exista un sentido tan fuerte de compañerismo que no habrá evento ni banda a la que le falte ayuda. Que cada vez cueste y dure menos el proceso desde que se presenta una idea musical, cualquiera sea, hasta que se ejecute de forma exitosa. Y lo más importante de todo, es que cada músico que entre en nuestra comunidad, sienta que tiene un hogar al que puede acudir y donde contará con el apoyo de muchas personas que comparten su misma pasión.

Enlaces relacionados:

Legrant.bandcamp.com
Everum.bandcamp.com
Manjarrecords.com