Covarrubias, una de las prominentes bandas de la escena del math/postrock acaba de liberar su segundo disco “Cardinales”. En The Post Rocker conversamos con Matias Arriaza para que nos develara los pormenores de la nueva entrega de la banda Santiaguina.

Los providencianos Covarrubias, han estado haciendo ruido. Y es que tras el lanzamiento de su primer single “Calapurca”, la agrupación ha lanzado oficialmente su nuevo trabajo de estudio “Cardinales”, un renovado salto de fé, en que se dejan entrever nuevas ideas, convicciones y colores.

En este nuevo material se notan muchos estilos coexistiendo de forma muy orgánica. ¿Cómo enfrentaron el proceso creativo para Cardinales?

Bueno, ese es nuestro estilo o sello, el poder representar muchos estilos desde una perspectiva propia. Construimos nuestro sonido en base a las referencias que más nos gustan, las cuales se basan en el cine, nuestros referentes culturales, y sobre todo la música, que va desde: lo clásico, el rock, el pop, el noise, el ambient, el punk, el shoegazer, el post rock, el krautrock, etc.

El proceso creativo para Cardinales siempre fue presentar una punta o melodía que tuviera algo interesante, tanto en lo personal como en lo grupal (Improvisaciones), y desde ahí construir la personalidad de cada canción. Uno requisito importante para nosotros es que ningún tema puede ser igual al anterior, a menos que sea pensado de esa forma pero por lo general evitamos eso. En cardinales nos atrevimos más, las canciones son más largas que en el disco homónimo, son atractivamente más experimentales y todo el disco fue compuesto por los actuales integrantes.

En su disco homónimo se notaba una energía super despojada. En esta ocasión se aprecia cierto cuidado en matizar y marcar movimientos. ¿Sienten que existen diferencias notorias en esta entrega?

Siempre nos preocupamos de matizar y marcar movimientos, debido a que buscamos canciones que sean dinámicas, en lo posible. Así fue en el homónimo como en Cardinales. Claramente en esta nueva entrega hay un trabajo más profundo, a lo mejor por eso se puede apreciar más que en el primer disco.

¿Consideran alguna razón en particular para aquello?

Nuestra razón es simple: “Que a toda la gente le guste nuestra música” y que al escucharla, la pasen bien y puedan mover el pie y la cabeza dentro de un mundo bien particular donde este estilo, a estas alturas, es un poco más difícil de digerir.  

En lo respectivo a la introducción de mayores recursos de producción ¿Cómo ha afectado la manera de concebir las canciones el contar con más y mejores recursos?

Siempre influye, cuando inviertes en equipos, instrumentos y producción siempre  el sonido cambia. Hay que saber entender ese cambio y saber aplicarlo para tener buenos resultados. Y en Cardinales lo hicimos.

Considerando la escena que los rodea y los lanzamientos de este año, ¿se sienten parte de una camada de bandas de Math/Post Rock que se está haciendo un espacio?

No lo sabemos. Si bien conocemos a muchas bandas, hartas amigas y otras conocidas, no podríamos confirmar si pertenecemos a una escena en particular porque también tocamos con bandas de otros estilos. Pero si podemos confirmar que hoy somos muchas las bandas que están abriendo espacios. Y eso es muy bueno. Hace 10 años no existían tantos grupos de estos géneros, en particular, eran pocos. Recordamos a Nhur, Diablo y Mutrone, entre algunos. Y ahora hay muchas bandas, e incluso se han formado sellos especializados en estos estilos, como: Manjar Records, Le Rock… y los Experimentos Rurales de San Felipe, pero sin duda es bueno que exista este crecimiento, y que se desarrolle una escena.

Esta es vuestra primera experiencia con Samsara Records ¿Cómo ha sido trabajar con ellos? 

Ha sido la raja. Con Samsara ha habido mucha buena onda y cordialidad desde que estamos con ellos. Trabajar con gente que está a la par y que tiene ganas, es lo que nos importa.  Con el sello tenemos planeado hacer hartas cosas… pero vamos avanzando de apoco y de forma inteligente.

Pese que aún se pueden reconocer pasajes del Covarrubias (homónimo) ,dada la mayor experimentación de esta nueva entrega, se siente que Cardinales suena a una especie de acto de fe. ¿Se han fijado metas y/o aspiraciones con esta nueva entrega?

Cuando se lanza un disco, eso siempre va de la mano de metas, objetivos y aspiraciones. Con el disco homónimo los tuvimos pero conocimos, afortunadamente el buen sabor y el malo desde un punto de vista más inocente, dado que fue el primer disco. Y con Cardinales es más maduro en todos los sentidos. Ya sabemos cómo actuar y lo que queremos como banda. Por ahora vamos de apoco, concentrarnos en el lanzamiento que es el próximo Sábado 22 de diciembre en el Teatro de la Aurora, a las 19:30 hrs. Y  de ahí el 2019 irá marcando el punto cardinal de nuestros objetivos, que sin duda, todos los conocerán a su debido tiempo.

¿Qué cabida crees que tiene la música instrumental dentro del escenario general de la música alternativa en Chile?

Es complicado. El rock instrumental, es muy de nicho… en Chile está de moda el pop, eso lo puedes corroborar fácilmente por lo que te dicen las radios, internet y la gente. Si bien hay varios escenarios que comparten estos mundos, y bien por eso. La cabida es chica… todos se conocen o por lo menos la mayoría… Ojalá fuese más grande y existieran festivales que abarquen estos géneros, como el Dunk! Festival o el Friendstival de México.

¿Siguen a bandas o músicos que consideren referentes? ¿Cómo es su forma de lidiar con la inspiración?

Pfff…!!!! Seguimos ENE bandas…. con eso lo decimos todo. Y lidiamos la inspiración como un grupo de amigos que nos gusta la música, comer y conversar sobre el día a día.

¿Qué significó Cardinales en términos emocionales?

Una maduración de todos los integrantes. En la banda ha habido muchos cambios, específicamente de integrantes, que indirectamente ha permitido un crecimiento a nivel grupal, tanto de lo que creemos y de lo que queremos. Vivir ese proceso, nos ha permitido desarrollar una emoción interna muy particular… Covarrubias comenzó como trío y terminó siendo un cuarteto. Sin duda, eso también marca un antes y un después en cuanto a todo: A los objetivos, Al sonido, en la amistad, y sobre todo, en lo emocional, ya que son factores muy importantes cuando prácticamente somos una especie de familia que lleva apróximadamente 8 años de vida.  

La grabación de Cardinales corrió por parte del sonidista Carlos Hoyos en estudio CMUSIC, mientras que la mezcla y masterización fue realizada por Ricardo Hinojosa y Rodrigo “Lenny” Muñoz en estudio Cooperativa Román Díaz y PLEX estudio.

El disco se encuentra disponible para escucha en las siguientes plataformas:

– Bandcamp: https://covarrubias.bandcamp.com
– Spotify: https://open.spotify.com/album/3tKO6Wr8YaX8nhLam0osHp
-Soundcloud: https://soundcloud.com/covarrubias_cl

enlaces
Facebook Covarrubias: https://www.facebook.com/covarrubias.cl
Spotify: https://open.spotify.com/album/5kRq9OFNMIWjQYcz04t8vA
Bandcamp: https://covarrubias.bandcamp.com