Pavimentaron el camino de la escena adquiriendo una merecida notoriedad con su disco debut ¿Quién vigila al hombre cansado? (2013). Pioneros en capitalizar el espíritu del post-rock dosmilero, fueron la primera banda chilena de rock instrumental en presentarse en el Dunk Festival en Bélgica. Hoy a 5 años de su disco debut y próximos a lanzar nuevo material, conversamos con Carlos Astorga teclado y guitarra de Baikonur para develar el presente y el futuro de la banda.

Su debut Quién vigila al hombre cansado cumple 5 años. ¿Cómo ha madurado la banda? ¿En qué momento los encuentra este disco nuevo?

La recepción que tuvo nuestro primer álbum sin duda nos impulsó a continuar trabajando, queríamos profesionalizar el proyecto y destinar más tiempo a cada nueva composición. Ese planteamiento definió nuestro segundo trabajo, y aunque tardó más del tiempo esperado hoy pensamos que fue el necesario. Con “Nihil Per Saltum” hemos dado un paso adelante en cuanto a la exploración de nuestras capacidades, procuramos experimentar más y nos sentimos bastante satisfechos del resultado. No sé si hemos madurado, todo el tiempo luchamos contra nuestra ansiedad de apurar las cosas, pero sí puedo afirmar que nos conocemos mucho más y la comunicación musical fluye más que nunca.

Considerando como trabajaron en Q.V.H.C. ¿Existen diferencias al enfrentar el proceso de composición de Nihil Per Saltum?

Sí, Q.V.A.H.C. fue principalmente el resultado de un proceso compositivo a base de improvisaciones con los recursos que teníamos en ese momento. El disco lo compusimos melódicamente conforme a tres guitarras, ya que no contábamos con bajista. Por ese motivo cuando llegó Gonzalo Donoso a la banda, el primer bajista, no pudo proponer muchas ideas ya que nos encontrábamos ad portas de la grabación del disco. Ese escenario cambió totalmente cuando comenzamos con la composición de “Nihil Per Saltum”, además de la salida de Gonzalo, -lo que tuvo como consecuencia la llegada de Marcelo Venegas-, incorporamos sintetizadores a la composición de los nuevos temas. Esto tuvo como resultado un cambio notable en el sonido de Baikonur, el que nos tiene muy contentos y ansiosos de poder compartir pronto este trabajo con ustedes.

Baikonur en Sala Master

Considerando la revolución del acceso a los softwares de producción ¿Qué importancia tiene para ustedes todo el proceso técnico de la grabación, mezclas, máster, etc? ¿Existe una forma particular de trabajar en ese aspecto?

En la banda habemos tres integrantes que estudiamos sonido en el pasado, uno de los cuales trabaja hoy en día en esa área, por lo que el acceso a softwares de producción y a la técnica es un factor importante que nos permite planear de mejor manera las ideas sonoras que tenemos al momento de pensar en un tema. La dinámica comienza con alguna idea que alguno de los integrantes trae a la sala de ensayo y posterior a eso nos enfocamos en darle una dirección, para ello grabamos cada versión en vivo del tema y luego lo vamos revisando para analizar nuevas propuestas o cambios al mismo. El nuevo álbum lo produjo y mezcló Marcelo, bajista de la banda, y la grabación y master la hicimos en AudioCustom con Felipe Ferrada. Aunque el acceso a softwares de producción musical en el presente hace muy fácil grabar un disco, personalmente, creo que hay una gran diferencia en el resultado al momento de grabar en tu casa en lugar de un estudio de grabación, no solo por las máquinas involucradas, sino por los profesionales a cargo, y eso de inmediato diferencia mucho a un proyecto musical de otro.

Para mí el Post-rock es el rock del presente, o uno de los géneros que retrata de mejor manera (elegantemente) la condición actual del ser humano.

El 2017 tuvimos la visita de This Will Destroy You y Sigur Ros, Mogwai y EITS ya se han repetido el plato en nuestro país. ¿Crées que la escena de post rock comienza a ser valorada por la industria? ¿Qué puede faltar para que se fije en más exponentes nacionales?

A mi parecer el caso de las bandas antes mencionadas es particular, ya que se trata de bandas que han trascendido la audiencia post-rock llegando a otro público no necesariamente conocedor del género. En ese momento es cuándo dichas bandas se tornan atractivas para los grandes festivales y las grandes productoras, sin embargo existe una infinidad de otras bandas que al no tener esa visibilidad opta por seguir realizando tours más discretos con shows más íntimos, y esa relación cercana entre esas bandas y su público ha permitido la proliferación de diversos festivales dedicados 100% al género, es el caso de Dunk!Festival (Bélgica), A Colossal Weekend (Dinamarca), VIVID. a post-rock festival (Noruega), Pelagic Fest (Alemania), entre otros. Sin duda estas iniciativas me llaman la atención, pareciera haber un resurgimiento del género y del interés por parte del público o quizás responde a que las redes sociales en la actualidad facilitan y permiten una mayor organización y visibilidad de bandas de estilos tan “underground” como el Post-rock. Con lo anterior mencionado no veo la necesidad de llamar la atención de la “industria”, creo que el camino es la autogestión y la organización de colectivos que puedan gestar sus propios festivales, como es el caso de LeRock Fest que tuvo una exitosa jornada donde se presentaron bandas Post-rock y afines al estilo de Argentina, Perú y Chile.

Dentro de la escena surgen voces que consideran necesario salir del nicho de la vanguardia y abrirse a escenarios más masivos, por ejemplo: Lollapalooza. ¿Estás de acuerdo?

Este tipo de música no es atractiva para la industria, por lo que me cuesta imaginar una posible participación en un festival tan masivo como Lollapalooza. Sobre abrirse camino hacia otras audiencias ya es decisión de cada banda, pero siento que en esencia este género es poco atractivo para la masa, no veo al Post-rock marcando tendencia. Si eso cambiara, cosa que dudo, no veo razón para negarse a un festival si este ofrece las garantías mínimas para llevar a cabo un show de calidad.

Baikonur en Dunk! Fest

En los últimos años han proliferado con mayor o menor difusión una buena cantidad de bandas relacionadas de una u otra forma con el género ¿Qué opinas sobre la “nueva escena de post-rock independiente”?

Me siento bastante feliz de la proliferación de bandas afines al post-rock en Chile, creo que es un buen indicador y es posible encontrar proyectos bastante destacables que hoy por hoy se están abriendo camino a base de su talento y trabajo. El año pasado fue el turno de “La Ciencia Simple” en darse a conocer en Europa, este año le toca a “La Bestia de Gevaudan” y “Tortuganonima”, no me cabe duda que la gente de Dunk!Festival debe preguntarse del porqué de tantas bandas del género provenientes de Chile, pareciera que nos estamos convirtiendo en exportadores de Post-rock, Math-rock y Post-metal.

¿Es el post-rock el rock del futuro?

Para mí el Post-rock es el rock del presente, o uno de los géneros que retrata de mejor manera (elegantemente) la condición actual del ser humano. Por eso es recurrente encontrar mucha nostalgia e introspección en esta música, nuestro presente es el futuro que imaginó Huxley, un presente digital donde el avance tecnológico y la hiperconectividad no sacian nuestro vacío existencial, sin embargo como lo dice el título de nuestro nuevo álbum “Nihil Per Saltum” (nada se hace por saltos bruscos), quiero creer que todo esto es parte de un proceso natural. Y sí, pareciera que el Post-rock es la banda sonora perfecta a esta realidad, definitivamente en este género está el origen del rock del futuro.

Escucha a continuación ‘Karellen’, single promocional de Nihil Per Saltum el nuevo álbum de Baikonur.

enlaces

https://www.facebook.com/baikonurbanda/

https://baikonur.bandcamp.com/